lunes, 27 de octubre de 2014

El arte de la esquina
Boletín Mensual N ° 87-Año VIII

Octubre de 2014




Paisaje - Martín Malharro





SUMARIO
Apuntes para Una Estética del Impresionismo (parte XII)
Minos y el toro
Muestra: Minotauro



Apuntes para Una Estética del Impresionismo (parte XII)
Texto: Lic Alicia Grela Vázquez
Imagen: Prof. Elsa Sposaro


En el extremo austral de América del Sur, el Impresionismo se desarrolla en ambas márgenes del Río de la Plata. En la Banda Oriental, Pedro Figari, a más de educador y político, es el pintor de escenas del pasado histórico de la República del Uruguay.


Retrato de Pedro Figari

Es un artista intuitivo que toma elementos del Impresionismo y los transforma con su estilo personal. Sus cuadros dan cuenta de las costumbres y tradiciones criollas y locales.



La muerte - Pedro Figari



La carreta - Pedro Figari



Galanteria - Pedro Figari


Su producción le hace merecedor de los elogios de Jorge Luis Borges:  “La misma brevedad de sus telas condice con el afecto familiar que las ha dictado... Su labor-salvamento de delicados instantes- prefiere los colores dichosos.” Base para esta apreciación es quizás principalmente la temática de los bailes, que su obra muestra.


Bailecito - Pedro Figari



Pericón - Pedro Figari



Candombre - Pedro Figari






En la margen occidental del Río de la Plata, Martín Malharro, pedagogo y artista plástico, introduce el Impresionismo en la República Argentina.



Martin Malharro


En forma análoga a la de otros representantes del movimiento elabora los componentes naturales y humanos. Pero busca en ellos la identidad nacional.


Las parvas - Martín Malharro


Por su parte, Fernando Fader también pinta al modo impresionista (al aire libre). Sin embargo, él no pretende representar la percepción pura de la luz. No obstante, sus paisajes muestran una visión luminosa del ambiente.



Autorretrato - Fernando Fader 


Aunque Fernando Fader toma las enseñanzas de los maestros impresionistas en sus pinturas, presenta innovaciones formales, como reacción al consagrado naturalismo académico.




 Tarde clara - Fernando Fader






Atardecer, paisaje serrano - F. Fader




En el potrero - F. Fader


Quizás a causa de su origen y formación se hace a su tiempo introductor en el medio local argentino del Expresionismo. Un mérito adicional en su actividad artística es la de constituirse en fundador y organizador del Grupo Nexus.




Grupo Nexus: de izquierda a derecha: Fader, Collivadino, Dresco, Lynch, Ripamonte y Rossi



Muy especial mención merece Rogelio Yrurtia. Al igual que en Europa, en el hemisferio  Austral, el movimiento realista y el impresionista encuentran apoyo. En la Argentina Rogelio Yrurtia emula en sus logros a  Auguste Rodin, quien, pese al rechazo de su obra por el mundo artístico de su momento, finalmente consigue imponer algunas de sus creaciones.



Augusto Rodin



El beso - Auguste Rodin



Los burgueses Calais - Rodin


Rogelio Yrurtia participa en la fundación de la Academia Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires y da cumplimiento al mausoleo de Bernardino Rivadavia, “El canto al Trabajo”, “La Justicia” y “El monumento a Manuel Dorrego.”





Canto al trabajo - Rogelio Yrurtia



Canto al trabajo - Rogelio Yrurtia



Canto al trabajo - Yrurtia




Monumento a Dorrego - R. Yrurtia


Actualmente, en la CABA funciona el Museo Casa de Rogelio Yrurtia, en el Barrio de Belgrano. Y, en Mar del Plata, la Escuela de Cerámica que está ubicada en la calle Dorrego, lleva su nombre.







Minos y el toro

Para Occidente son datos ciertos que la cultura Cretense o Minoica anticipó a la griega y que en aquélla el toro constituía un elemento central, que atravesaba la Prehistoria con imágenes y relatos surgidos en el Neolítico Inferior y que, pasando por el Medio, llegaban al Superior enriquecidos.

Muchos de los reyes de Creta tomaron el nombre de Minos, pero el de esta historia es, según se cuenta en ella, el hijo del rey de Creta: Asterión, cuyos padres fueron Zeus y Europa.



Zeus y Europa


A la muerte del monarca, para la sucesión de su padre, Minos pide ayuda a Poseidón, en contra de los otros aspirantes con derecho al trono: sus propios hermanos. Para brindar apoyo el dios del mar le exige el sacrificio de un Toro Blanco emergido de las aguas.



Toro blanco de Poseidón


Las versiones de los sucesos son divergentes pero todas incluyen a Pasifae. Ella, cuyo nombre significa: la que brilla para todos (como la Luna) era hija de Helios (el Sol) y Perseida.




Helios en su carro alado



Según algunos relatos Minos pretendió sacrificar a otro animal, para así engañar a Neptuno y conservar para sí al hermoso ejemplar. Como represalia la deidad inspiró en la reina una pasión irrefrenable por la bestia. Su deseo era tal que decidió recurrir, para consumar la unión, a los conocimientos y artificios de Dédalo, quien con mucho ingenio solucionó el problema y contribuyó a crear muchos otros.



Pasifae, Dédalo y la vaca artificial



En otras versiones Minos sacrificaba cada año a su mejor toro, en honor a Neptuno. Pero, cuando no lo hizo, el dios se ofendió y enojado decidió actuar contra el rey que no había cumplido con el pacto que lo había llevado al poder. Y, como se sabe, es peligroso disgustar a los poderosos y Poseidón era uno de ellos. El Señor del Mar lo era todo para los habitantes de esa afamada isla, pues su vida estaba aferrada a sus redes y era amenazada con el divino tridente.


Neptuno


El Amo de las aguas salobres eligió como medida punitiva aquella que humillaría pública y eternamente al infiel aliado, quitándole con un solo y magistral gesto, el propio respeto al tiempo que le conquistaría la dolorosa burla universal.



Minotauro


En otras narraciones es Afrodita, la diosa del Amor y la Belleza, quien envió al Toro Blanco, que luego encantaría a Pasifae, para vengarse de Helios y hacerlo sufrir, por estar celosa de las relaciones infieles de Ares (Marte, el sangriento señor de la Guerra) , pese a ser él su amante perpetuo.



Venus y Marte


Finalmente, en algunas variantes del mito Zeus (el Supremo Júpiter, padre de dioses y hombres) le regaló a Minos (que aquí ya no es su nieto, sino su hijo) un bellísimo Toro Blanco, para sacrificar en honor al dios Neptuno (Poseidón) uno de los hermanos con los que compartía el poder universal (el otro era Hades o Plutón).



Zeus, Poseidón y Hades


En todas ellas Minotauro nació de ese exceso (hybris). El híbrido resultante del peor de los pecados fue un hombre con cabeza de toro, antropófago, para mal de todos o de muchos y muy especial castigo de algunos, esos pocos que esta vez, pese a ser privilegiados, no recibieron la mejor parte.



Pasifae y el Toro Blanco




Pasifa y Minotauro









Muestra: Minotauro

En el CIIE (Centro de Investigación e Información Educativa) de Gral. Pueyrredón, en la ciudad de Mar del Plata se ha llevado a cabo la Muestra "Minotauro" para recordar el día del Ceramista y en conjunción con la Séptima Jornada de Arte, Cultura e Identidad Latinoamericana.











Minotauro, versiones feroces



Minotauro, variantes sangrientas




El laberinto




Jorge Luis Borges




Minotauro erótico y La Casa de Asterión




Asterión - pastel




Asterión lector - La casa de Asterión



Teseo da muerte al Minotauro




La muerte del Minotauro





Ícaro y las Artes del Fuego