sábado, 1 de julio de 2017

El arte de la esquina

Boletín Nº 120 Año X
Julio de 2017



Carlos Alonso


SUMARIO

Regesto de una Estética de finales del siglo XIX


Recuperar la Memoria

Antonello (cuartetos)





Regesto de una Estética de finales del siglo XIX

Texto: Lic .Alicia Grela Vázquez
Imagen: Prof. Elsa Sposaro

En el Regesto de una Estética de finales del siglo XIX se debería incluir a muchos más filósofos que aquellos que una somera aproximación permite a un Boletín. El reconocimiento de este supuesto no obsta para seleccionar a algunos más, aún sabiendo que faltarán otros destacados nombres en él.
El pensamiento platónico sirvió de base a Arthur Schopenhauer para elaborar su  teoría del Arte, según la cual esta actividad no refleja la realidad fenoménica, sino las ideas platónicas, aunque no en cuanto a objetos mentales, sino como grados de objetivación de la voluntad, al modo hegeliano.
 

Arthur Schopenhauer


Ante un mundo donde todo es ilusorio o aparente el Arte representa un cierto consuelo por el sufrimiento de la conciencia individual, pues libera del tiempo, de la voluntad de vivir. El mundo como representación es el único que permanece frente al Arte,  mientras que se desvanece el mundo como voluntad.





  
La creación artística se identifica como una forma de conocimiento, la más profunda, ya que consideraba que el arte es el complemento de la Filosofía y la Ética. La conciencia estética es un estado de contemplación desinteresada, en el que las cosas se muestran en su mayor grado de pureza.

El Arte se vale del lenguaje de la intuición, no en el de la reflexión. Es una vía para escapar del estado de infelicidad propio del hombre. El Arte es la reconciliación entre la voluntad y la conciencia, entre objeto y sujeto, en el cual se alcanza la felicidad: un estado de contemplación.




La Metafísica de lo Bello es para Schopenhauer  la doctrina de la representación no sometida al principio de razón. Es la posibilidad de aprehender las ideas que constituyen el objeto del Arte. Para Schopenhauer la Estética es entendida como la técnica de los medios para promover lo bello y dar reglas al Arte. Pero su pretensión es hacer Filosofía y asumir una actitud teorética. Esto implica un viaje  que se despliega en el tiempo y en el espacio.






Schopenhauer escribió cartas a su discípulo Julius Frauenstädt. La correspondencia entre ellos refleja las preocupaciones intelectuales del filósofo. El libro incluye veintiséis cartas de interés crítico para el resto de su obra. Aquí se presenta un conflicto múltiple. Llama a sus alumnos apóstoles (como los seguidores de Jesús) y su corresponsal es estudiante de Teología en Berlín, pero se mantiene firmemente ateo.

Rechaza toda concepción de Dios. Yahveh es calificado por Schopenhauer de fábula judía. El Dios del Cristianismo de no ser más que una prolongación de aquél. La idea del Dios del panteísmo también le repugna por el sufrimiento que supone su aceptación. 
Schopenhauer es reconocido como pesimista, nihilista y misógino. El opúsculo De las mujeres se publicó en 1851. El texto pretende ser una explicación racionalista de la inferioridad de las mujeres frente a los hombres. Esta posición fue consolidada en otras obras y en su propia vida, ya que murió soltero y virgen.





  
"Las mujeres se adaptan perfectamente para fungir como las enfermeras y educadoras de nuestra primera infancia, por la sencilla razón de que ellas mismas son infantiles, tontas, y miopes"…"Todo hombre necesita muchas mujeres"… "Las mujeres no pueden amar a sus hijos, ya que no tienen suficiente racionalidad y lógica para hacerlo. Sólo pueden cuidar de ellos por instinto y una vez que el niño crece, sólo el padre tiene la capacidad para amarlo realmente".




  
La Voluntad es un misterio. Es una presencia que escapa a la razón. Esto es algo en que coinciden Schopenhauer y Nietzsche. Esta problemática los une, aunque el segundo filósofo ofrece su análisis crítico de ella, no lo superó por completo, pero elevó la idea recibida del maestro.



Schopenhauer y Nietzsche



Recuperar la Memoria


Texto: Lic .Alicia Grela Vázquez
Imagen: Prof. Elsa Sposaro


Las Artes, separadas o integradas en la Educación Artística, pueden colaborar para recuperar la Memoria social y política de un pueblo. Tzvetan Todorov, por su experiencia personal trató muy especialmente los temas relacionados con el desarraigo, la verdad, la memoria, el encuentro de culturas y las zonas grises de la vida política actual, procurando alejarse de los trascendentalismos maniqueos y los contemporáneos neoliberalismos ultra.


T. Todorov


Sus clases de los años 2008 y 2009 en Madrid  fueron publicadas en el libro La memoria, ¿un remedio contra el mal?  Entonces afirmó que la memoria del pasado será estéril, cuando sólo nos sirva para levantar un muro infranqueable entre el mal y nosotros.





En  Los abusos de la memoria, publicado en Barcelona en 2013, el filósofo búlgaro dijo que no todos los recuerdos del pasado son igualmente admirables. Entre nosotros suscitaría reservas quien buscase desquite, revancha o venganza. La constitución de la memoria, a través de la conservación, implica una selección de la información, pero no asegura un criterio racional que la justifique.





En ese escrito exploró una hipótesis, fundando la crítica de los usos de la memoria en una distinción entre diversas formas de reminiscencia. Así, el acontecimiento recuperado puede leerse de un modo literal o ejemplar. Un hecho doloroso del pasado, guardado en su literalidad, no implica su veracidad. Y no conduce a nada, más allá de sí mismo. Las asociaciones son por contigüidad. La víctima buscará a todas las personas que pudieran estar vinculadas con el causante de su tormento. Las acosará, estableciendo una continuidad entre lo que fue y lo que es individualmente, o el presente y el pasado de su pueblo.


Campesinos polacos asesinados por tropas alemanas en 1943


También podría abrir ese recuerdo a la analogía y la generalización: construir un ejemplo y extraer una lección. El pasado se convierte en un principio de acción para el presente. Las asociaciones dependen de la semejanza. Estas lecciones permiten aprovechar las injusticias sufridas para luchar contra las que se producen hoy.


Madres de Plaza de Mayo


La justicia nacería, según el texto, de la generalización de una acusación particular. Por eso se encarna en una ley, administrada por un juez impersonal, que desconoce al acusado y al acusador. Las víctimas sufren, por eso la justicia no puede ser administrada por quienes hayan sufrido un daño. Superar eso permite el advenimiento de la ley.



Juicio a la Junta


El individuo dañado deberá completar el período de duelo y admitir la realidad de su pérdida. Si no se condenará a la angustia sin remedio, cuando no a la locura. Esto valdría para los grupos que no consiguen desligarse de la conmemoración obsesiva del pasado, que se presenta, más difícil de olvidar, cuanto más doloroso.


 Embajada de Israel 


                                                     
Plaza de la Memoria
   

Todos tienen derecho a recuperar el pasado, pero no hay razón para erigir un culto a la memoria por la memoria. Sacralizar la memoria es otra forma de hacerla estéril. Una vez restablecido el pasado la pregunta debe ser: ¿para qué puede servir, y con qué fin?




En Argentina los atentados de 1992 a la Embajada de Israel en Buenos Aires (construida por el Arquitecto Alejandro Virasoro) y a la mutual AMIA, en 1994, lo ejemplifican. Las actitudes oficiales ante el terrorismo han pretendido más que investigar, reprimir. Las secuelas de esta inadecuada conducta continuan haciéndose sentir con mucha intensidad. La aproximación al problema fue meramente bélica, no tuvo en cuenta lo moral. Y, como aseveró Todorov en Insumisos, “las cualidades morales pueden convertirse en un arma política”.


T. Todorov


En su libro Insumisos Todorov seleccionó a algunas figuras que conciliaron su exigencia moral con la acción pública, renunciando a la comodidad, arriesgando su libertad, resistiendo  valientemente sin sucumbir ante el odio, a la venganza. Entre otros insumisos  incluyó a Boris Pasternak, Nelson Mandela y Malcom X y estableció diferencias entre ellos, como así también en los caminos elegidos para la acción.




En Nosotros y los Otros Todorov pasó revista a los autores que consideró como posibles influencias, a menudo contradictorias, según declaró expresamente. Max Weber, Jurgen Habermas, Leo Strauss, Hannah Arendt, Karl Popper, Isaiah Berlin, Raymond Aron, Louis Dumont y su amigo Luc Ferry contribuyeron a estructurar su pensamiento.






Compartiendo la mirada de Todorov, el Lic. Daniel Belinche en el año 2010 ha elaborado para el Bicentenario, Postales de la Memoria. Se trata de un relato fotográfico sobre la identidad de la región.






Belinche, secretario de Arte y Cultura de la Universidad Nacional de La Plata, en mayo de 2016 dijo al inaugurar en la Facultad de Bellas Artes la muestra en homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo, que ésa era una forma de retribuirles con el Arte algo de su lucha persistente por hallar a quienes fueron arrebatados y están vivos . Las obras están expuestas para hacernos recordar.



Muestra homenaje a Abuelas de la Plaza de Mayo - La Plata


Para Todorov la memoria es un derecho a reclamo, pero si implicara episodios trágicos sería un deber. Esta afirmación se vincula con lo dicho por Eva Perón: donde hay una necesidad, existe un derecho. Tal es el caso mencionado por Alicia Falcón: la memoria en relación con el origen, que reclama ser conocido y evocado. Aquí la memoria se entiende como una recuperación de la identidad.





En el año 2000 autores, productores y artistas integrados, bajo la consigna: “actuar para no olvidar”, fundaron el Teatro por la Identidad para patentizar la tragedia de la apropiación de niños durante la última dictadura cívico militar. También era su objetivo evidenciar ante el gran público la sustitución sistemática y organizada de las identidades de las víctimas, a las que además sus captores cambiaban el nombre. Éste al designar, establece una relación íntima con lo que designa. Si se sustituye, se altera el vínculo. Los sujetos apropiados indebidamente perdían su nombre de pila y su apellido y su historia familiar. La restitución permite recuperar la memoria y con ella la identidad.





Laura Ponisio en el año 2010 explicaba en una entrevista publicada en Alétheia, volumen 1, número 1, que el rol del Museo de Arte y Memoria  es sensibilizar e informar a través del Arte sobre los Derechos Humanos. Para ello se cuenta con el programa “El museo va a la Escuela” que incluye trabajos del pintor Carlos Alonso y el escritor Haroldo Conti.

 Manos anónimas – C. Alonso:





           
        
Haroldo Conti - R. Ajler

       
En el marco del I Congreso Provincial de Arte y Memoria, realizado en el año 2009 en la ciudad de Mar del Plata, Laura Ponisio explicó la singularidad del Museo Espejos, ante el cual resulta ineludible recordar lo dicho en relación con las víctimas del franquismo por  Benedicto Salmerón: “El espejo de la memoria devuelve una imagen, la del propio ser ante la barbarie”. Y  también evocar a George Bernard Shaw estableciendo una analogía entre los espejos, que sirven para verse la cara, y el Arte, para ver el alma. Así lo entendió y lo captó el artista Tom Hussey.



El espejo habla - Hussey



Antonello (cuartetos)

Profesora Graciela Sovrán Haro
Imagen: Prof. Elsa Sposaro



El cuerpo atravesado por las flechas,
La mirada serena y distante,
San Sebastián nos muestra su entereza
Mientras aguarda el superior instante.

Divina proporción sigue al artista.
Horizonte bajo, monumental figura.
Arquitectura digna en sus aristas,
Perspectiva albertiana sin premura.

Antonello da Messina apoya
La pintura del Renacimiento
Con el óleo flamenco de Europa
Y la técnica del florecimiento. 

                                                          







jueves, 1 de junio de 2017

El arte de la esquina

Boletín 119 Año X          
Junio de 2017






La Escuela de Atenas - Rafael


SUMARIO

Apuntes para una Estética del Posimpresionismo Xª Parte
Educación, Arte y Memoria
Giotto



Apuntes para una Estética del Posimpresionismo Xª Parte

Texto: Lic. Alicia Grela Vázquez
Imagen: Prof. Elsa Sposaro

Toulouse-Lautrec frecuentó muchos lugares habituales para la bohemia de su época y también a sitios de diversión nocturna: circo y teatro. Y otros que eran entonces tenidos por tales como los prostíbulos y los cabarets. En el Moulin Rouge se acercó a personalidades  destacadas: cantantes, escritores y pintores y bailarinas.A la cantante Yvette Guilbert  Toulouse-Lautrec la retrató en más de una ocasión.

                                             

 




 
Yvette Guilbert  Toulouse-Lautrec






Oscar Wilde – Toulouse-Lautrec




Vincent van Gogh – Toulouse-Lautrec





Bailarinas del Moulin Rouge – Toulouse-Lautrec


Volcó magistralmente sus múltiples experiencias de la noche parisina en coloridos bocetos y singulares retratos plenos de comprensión por cada una de las personas y  de las peculiares circunstancias  que esas escenas pintaban.


                      
       La Goulue  





  La Goulue entrando en el Moulin Rouge

                         


Cuando Louise Weber (la Goulue) se retiró como bailarina del  can-can, fue sustituida por Jane Avril. Ambas fueron exhibidas en los afiches de publicidad del cabaret hechos por Toulouse-Lautrec.

                                                              
Jane Avril bailando - T.. Lautrec




Jane Avril  saliendo del Moulin Rouge - T.  Lautrec

                                           
                                              
El Museo Toulouse-Lautrec conserva muchas de sus copiosas obras: óleos, aguafuertes, litografías y carteles. Toulouse fue un artista prolífico que realizó también ilustraciones para algunos de los periódicos del París de su tiempo.




Museo Toulouse-Lautrec




Toulouse-Lautrec fue también modelo de sí mismo, escritor y poeta. Su azarosa vida hizo de él un protagonista de muchos libros y numerosas películas que lo mostraron como un ser atribulado por sus padecimientos, limitaciones físicas, sus enfermedades: adicción al alcohol  (que culminó en delirium tremens),  depresión y sífilis. Indudablemente fue un creador de arte, pero con tendencias que derivaron en acciones autodestructivas.




                                                          

Las vanguardias artísticas del siglo XX  (el cubismo, el expresionismo, el fauvismo, el surrealismo y el futurismo) mostraron gran coincidencia en los postulados del Posimpresionismo proclamados con obras, más que palabras por Cézanne, van Gogh, Gauguin y Toulouse-Lautrec.





Educación, Arte y Memoria

Texto: Lic. Alicia Grela Vázquez
Imagen: Prof. Elsa Sposaro

En la antigua Grecia la Educación variaba según el estado nacional. Así en Esparta era pública, mientras que en Atenas era privada. También difería especialmente según el grupo social de pertenencia.  Los trabajadores, integrantes de las clases menos favorecidas y más perjudicadas por la explotación de las privilegiadas, dependían de la educación informal, principalmente familiar.


Templo de Hefestos (Vulcano) – Atenas



Los comerciantes y aristócratas contaban con los que etimológicamente eran conductores de los niños y recibían el nombre de pedagogos. Estos eran personas a las que la mala fortuna propia y la ambición de otros les condujo a la esclavitud como botín de guerra. 



Pedagogo y discípulo



Las clases altas contaban, además con una  educación sistemática. La Academia y el Liceo son los mejores ejemplos. Primeramente esta formación era exclusiva de la nobleza. Luego, se extendió a los negociantes más exitosos.




La Escuela de Atenas - Rafael





Ellos al enriquecerse lograron hacerse del poder económico y buscaron además el dominio político, a través de la instrucción de sus hijos. Este ascenso fue posible por la aparición de un grupo de maestros en el arte de la persuasión: los sofistas.



 Protágoras  

                                            
                                     
Su mala fama histórica se debió a que fueron el motor de una lucha de clases. La aristocracia decadente no vio con buenos ojos a esos extranjeros que con una única arma: su elocuencia, ponían en marcha una revolución. El mayor defensor la nobleza ateniense fue Platón. También fue el principal detractor de esos metecos, devenidos en “sabios” advenedizos. No obstante, les admiraba. Pruebas de ello son muchos de sus diálogos, como  el Protágoras.




En su tratado sobre el gobierno perfecto: La República, Platón propone distinguir dos etapas en la educación. La primera dedicada a la Infancia y la Juventud abarcaría desde el nacimiento hasta los 20 años.




La enseñanza implicaría la preparación en Gimnasia, para fortalecer el cuerpo, haciéndolo de hierro; y Música (la parte principal de la Educación Artística) para vigorizar el espíritu áureo de un futuro guardián del Estado. Para Platón eso encaminaría a la armonía de la proporción, el equilibrio físico y la integración social.



Música



Gimnasia



En el Protágoras incluso estableció una diferencia entre el hombre que aprende Música para comerciar o para su propia cultura, como un ser libre y ser un buen ciudadano. Importa su consideración en relación con la memoria, que con el tiempo es el único componente del arte inmaterial. Este aspecto del Arte no estaría orientado al placer, al disfrute ni al goce estético. Se trataría de una Propedéutica, una introducción y preparación para alguna actividad más racional, en el futuro, cuando madurase.



Músicos atenienses



La segunda etapa, en la edad adulta (de los 20 a los 35 años abarcaría) el estudio de la Ciencia y la Metafísica, permitiendo el paso a un nivel superior, el del rey filósofo. Su máxima aspiración en una comunidad en que las mujeres y los niños serían compartidos. Platón clasificó a los hombres según el grado de verdad asociado a su actividad. Así, los trabajadores eran de hierro; los guardianes, de plata y los filósofos, de oro.




Mito de la caverna



El Arte (Texne) era  para Platón una forma de conocimiento. Pero no aprobaba por igual a todas las actividades artísticas. Censuró a la Poesía, por considerar que los poetas (etimológicamente: creativos) sólo decían mentiras. Esto podría vincularse con la acusación que ellos hicieron contra Sócrates. Tres fiscales lo llevaron a juicio y tras su ulterior condena, a la cárcel y a la muerte.



La muerte de Sócrates - J.L. David



En el Fedro, o de la Belleza, contó el mito del carro alado para explicar el conocimiento innato de algunas verdades eternas, que olvidaríamos con el trauma producido por la encarnación, el nacimiento, la caída y el paso por el Leteo (olvido).




El alma


La Educación (como anamnesis) debería recuperar, recordar, pues estarían conservadas en la memoria. En ese libro enunció la ley de Adrastea, prometiendo la liberación de la cadena de reencarnaciones, después de 10.000 años, por el Amor y la Filosofía.



Moiras (Parcas)hilando el destino



En el Parménides volvió sobre el tema del Arte, e introduce la noción de mímesis, considerando que las cosas bellas imitan a las Ideas y methexis, pues las obras de arte participan de las ideas.

Parménides de Elea 



                                              



Así las cosas, el Arte tan pronto puede perjudicar como favorecer como a la comunidad. La beneficia como instrumento de la Educación. Pero, cuando la daña, merece censura, pues el Arte es formador de hombres. En el siglo XX George Bernard Shaw dijo que la Educación Artística es la única manera de enseñar, fuera de la tortura. Esto mismo lo supieron y aplicaron los artistas y los represores, cada uno desde su lugar.








Giotto  (Cuartetos)


Texto:Prof. Graciela Sovrán Haro
Imagen: Prof. Elsa Sposaro

                   

      Caminos Dispersos – Giotto            


    


Dante – Giotto 
                      


Deleitoso el pintor en Vespignano,
Disfruta paseando en la campiña.
Él era ya un muy famoso toscano
Imbuido de la forma bizantina.

En Vicchio de Mugello, en verdes prados,
Dibujando su rebaño en una piedra,
Un niño de no más de doce años
Recreaba con genio las ovejas.

El maestro se asombra frente al niño,
Las imágenes que crea son reales.
Humanismo y sentimiento en el estilo,
Naturalismo precoz en las señales.

El nuevo renacer de la pintura,
Cenni di Pepo en el tiempo se adormece.
Su discípulo recrea con soltura
Las nuevas formas que aguerridas crecen.

El maestro es el toscano Cimabue,
El niño artista Giotto di Bondone;
Cimabue a Roma lo conduce.
Ambro Giotto: mago refundidor de los colores.



Giotto - Paolo Uccello



Cimabue - Vasari